Hallacas Venezolanas

imagen de hallaca venezolana sobre hojas de platano

Las hallacas o hayacas es uno de los platos más representativos de la gastronomía venezolana, y se consume generalmente en navidad. Son las piezas centrales de las fiestas decembrinas, que une a todas las familias venezolanas. ¿Te gustaría aprender a prepararlas? Continúa con nosotros y mira la receta que hoy hemos querido compartir contigo.

Contenido()

    ¿Qué es una hallaca?

    Se trata de una especie de tamal hecho con harina de maíz precocida pigmentada con onoto, la cual se rellena con diversos tipos de carnes (de res, pollo, gallina, cerdo), adicionalmente se le agrega pasas, aceitunas, alcaparras, cebolla y pimentón. Estas se envuelven en hojas de plátanos preparadas, luego se atan con hilo pabilo para finalmente ser hervidas en agua por un tiempo prolongado.

    También te puede interesar: Arepas venezolanas: historia y receta.

    Ahora bien, los ingredientes antes mencionados vendrían siendo como la base de la preparación; ya que según la región donde se prepare, existen otras recetas tradicionales, sin contar el hecho que cada familia tiene su propia sazón y manera de confección. Más adelante veremos algunas de estas variaciones de hallacas.

    Historia de las hallacas: Una mirada al pasado

    El origen de las hallacas se remonta a la época de la colonia en Venezuela. Algunos historiadores afirman que esta preparación nace producto del esfuerzo de los esclavos indígenas y negros por querer mejorar la calidad de sus comidas. Se presume que dichos esclavos robaban ingredientes de las cocinas de sus patrones y los escondían dentro de bollos hechos de maíz, resultando así la hallaca.

    hallaca de venezuela
    Las hallacas son toda una tradición venezolana

    Existe otra versión que parte de la idea de que los esclavos preparaban un guiso con los sobrantes de comida de sus amos y lo colocaban dentro de un bollo de maíz, el cual se llevaba a cocción dentro de hojas de plátanos.

    Ahora bien, estas teorías no están comprobadas por completo; sin embargo, de lo que si estamos seguros es que la hallaca es una preparación que nace como consecuencia del mestizaje.

    En la actualidad, las hallacas siguen teniendo la misma esencia que las que se elaboraban en el siglo XVIII.

    Etimología

    Se presume que el término “hallaca” procede de alguna lengua aborigen de la parte occidental del país, cuyo significado es “bojote” o “envoltorio”.

    Sin embargo, existe otra versión que dice que la palabra “hallaca” proviene del guaraní y se deriva de la palabra “ayúa” que significa revolver o mezclar. Por lo que se podría presumir que la palabra “ayuaca” represente una cosa mezclada, que por deformación a través de los años paso a llamarse “ayaca”.

    Receta de las hallacas

    Antes mencionamos que, en torno a los ingredientes y preparación de las hallacas existen ciertas variaciones. En algunos hogares se acostumbra a cocinar el guiso junto con la masa y, en otros, se cocina antes. También, agregan o quitan algunos ingredientes, podemos ver hallacas sin cerdo, sin alcaparras, algunos le agregan papa sancochada, etc.

    imagen hallaca o hayaca

    En fin, las posibilidades son infinitas, ya que cada familia adapta la receta a sus gustos y preferencias. Sin embargo, hay una receta base que funciona perfectamente para aprender a prepararlas. Veamos cómo hacer hallacas venezolanas paso a paso.

    Cocina: Venezolana
    Raciones: 20 hallacas
    Calorías: 450 kcal
    Preparación: 3 h
    Cocción: 4 h
    Total: 7 h

    Ingredientes

    Para el aceite onotado

    • 2 tazas de aceite
    • ½ kilo de semillas de onoto
    • 10 ajos sin pelar

    Para el guiso

    • 1 kilo de carne de res picada en cubos
    • ½ kilo de carne de pulpa de cerdo picada en cubos
    • ½ kilo de costillas de cerdo picadas pequeño
    • 10 ajos picados finamente
    • 1 taza de cebollín picado finamente
    • ½ taza de ají dulce picado finamente
    • 1 cucharada de paprika
    • 1 taza de caldo de res
    • ¼ taza de aceite onotado
    • 1 taza de vino tinto (opcional)
    • Sal a gusto

    Para la masa

    • 2 kilos de harina de maíz precocida (de preferencia amarilla)
    • 1 taza de aceite anotado
    • 12 tazas de caldo de pollo tibio

    Para el decorado

    • 2 pimentones rojos picados en tiras
    • 2 cebollas blancas picadas en julianas
    • ½ taza de alcaparras previamente lavadas (2 por hallaca)
    • 1 taza de aceitunas (1 por hallaca)
    • 1 taza de pasas sin semillas (3 por hallacas)
    • 2 pechugas de pollo cocida picada en cubos (opcional)

    Para el armado

    • 4 kilos de hojas de plátanos
    • 1 rollo de hilo pabilo
    • ½ taza de aceite onotado

    Para la cocción

    • Un puñado de sal
    • Suficiente agua para hervir

    Preparación

    La preparación de las hallacas es algo laborioso y normalmente se lleva a cabo en tres partes. Primero se elabora el guiso un día antes, luego viene la preparación de la masa y lavado de hojas y, por último, el armado de las mismas. Así mismo, este delicioso platillo siempre se prepara en compañía de todos los familiares, donde cada uno tiene una tarea específica.

    Preparación del aceite de onoto

    1. El aceite onotado es lo primero que debes hacer ya que lo necesitarás tanto para el guiso como para la masa. Para ello, machaca los ajos y colócalos en una olla pequeña junto con las semillas de onoto.
    2. Lleva a cocción y agrega todo el aceite. Deja cocinar por unos 5 minutos. Retira y deja enfriar.
    3. Luego cuela el aceite y desecha los granos. Reserva el aceite de color resultante.

    Preparación del guiso

    1. Lo primero que debes hacer es poner a calentar una olla grande junto con el aceite onotado. Cuando suba la temperatura, agrega la cebolla, el ajo y el cebollín. Deja rehogar por unos minutos. Seguidamente, añade el ají dulce y deja cocinar por un par de minutos más.
    2. Ahora, con la ayuda de una cuchara de madera, retira el sofrito resultante y sube la temperatura. Luego agrega la carne de cerdo y séllala. Retira y reserva. Repite el mismo procedimiento con la carne de res y las costillas de cerdo.
    3. Posteriormente, devuelve el sofrito y el resto de las carnes. Añade la paprika, sal a gusto, el caldo de res y el vino, si es de tu gusto. Incorpora todo y deja cocinar por 3 horas a fuego medio.
    4. Una vez esté listo el guiso, déjalo reposar lo suficiente antes de usarlo. Es importante que retires los huesos de las costillas, aunque eso también es a gusto de cada persona.

    Preparación de la masa

    1. Al otro día prepara la masa y demás ingredientes necesarios para empezar a armar las hallacas. Para ello, debes colocar el caldo de pollo tibio en una olla o envase grande y lentamente incorpora la harina de maíz precocida. Esto debe hacerse con ambas manos para que la masa se forme correctamente.
    2. Seguidamente, añade el aceite de onoto y sigue amasando hasta obtener una consistencia homogénea. En caso de notar que la masa está muy dura, puedes agregar más caldo de pollo.
    3. Cuando la masa esté lista, forma 20 bolas del mismo tamaño y ponlas en una bandeja grande, la cual debe taparse.

    Preparación de las hojas

    1. Lava muy bien las hojas bajo un chorro de agua. Luego sécalas por ambos lados.
    2. Pica las hojas en dos partes, una más grande que la otra. En este sentido, las hojas más pequeñas servirán para colocar la masa y el relleno, y las más grandes servirán de forro.
    3. Cuando hayas picado todas las hojas, disponlas sobre un mesón con el resto de los ingredientes, incluyendo la masa, los ingredientes de decoración y el guiso. También pon a la mano el aceite onotado y los implementos para el amarre.

    Para el armado de las hallacas

    1. Una vez tengas bien dispuesto todos los ingredientes, coloca un par de hojas en el medio del mesón, la más pequeña encima de la grande. Luego unta tus dedos con el aceite onotado y espárcelo sobre toda la superficie de la hoja. Encima coloca una bola de masa y aplástala con ayuda de los dedos hasta obtener un círculo grande de unos 3 milímetros de espesor.
    2. Inmediatamente, en el centro de la masa pon unas tres cucharadas del guiso y decora con una unas tiritas de cebolla y pimentón, dos alcaparras, una aceituna, dos pasas y un trozo de pollo.
    3. Luego, levanta los dos extremos de la hoja y enrolla con cuidado hasta que quede ligeramente apretada. Dobla los extremos de la hoja y colócalos hacia abajo.
    4. Seguidamente, agarra los extremos de la hoja más grande y has el mismo procedimiento, enrolla y dobla los extremos hacia abajo.
    5. Finalmente, amarra con pabilo dando tres vueltas en ambos sentidos, tanto verticalmente como horizontalmente.

    Para la cocción

    1. Una vez hayas armado todas las hallacas, pon a calentar una olla con abundante agua, agrega un puño de sal. Cuando el agua empiece hervir, sumerge las hallacas con mucho cuidado, encima coloca un par de hojas de plátano y tapa la olla. Deja cocinar por 1 hora aproximadamente
    2. Pasado el tiempo, retira inmediatamente las hallacas y déjalas reposar.

    imagen hallacas envueltas

    Tips para hacer hallacas venezolanas

    • Las hallacas siempre van acompañadas por otras recetas típicas navideñas de Venezuela, como lo son: la ensalada de gallina, el pan de jamón, el pernil al horno y el ponche crema.
    • Esta versión de la receta de hallacas que hemos plasmado aquí es la versión de la hallaca caraqueña. Sin embargo, bien decíamos anteriormente, esto varía según la región y gusto de cada persona; por ejemplo, las hallacas andinas se hacen con el guiso crudo y llevan garbanzos, mientras que las hallacas orientales llevan huevo cocido y papa sancochada para decorar.

    También te puede interesar: Receta de cachapas venezolanas.

    5/5 (1 Review)

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Saber más